post

LOS INCONQUISTABLES DE MAR DE FRADES

¡Hola a todos mis “perseguidores”! 

Se acercan fechas muy señaladas donde no pueden faltar nuestros vinos favoritos. Y yo, sin duda, apuesto por Mar de Frades , sitio oficial,  albariño del Atlántico que ya os presenté en estos posts (aquí y aquí).

En esta ocasión os quiero hablar un poquito de su carácter inconquistable, como la generación Millenials, con la que me siento identificada, a pesar de nacer un par de años antes del 80. 

Esta generación es la de los nacidos en el 1980, es decir, los que llegaron a la edad adulta con el cambio de siglo. Son todos aquellos que crecieron con el descubrimiento de las nuevas tecnologías.

mar de frades

Pero el valor con el que más  me identifico y asemeja esta generación a los vinos Mar de Frades es el ser inconquistables. Se caracterizan por no conformarse con un trabajo aburguesado. Aspiran a poder desarrollar toda su capacidad intelectual y formativa. Volar como estos pájaros en libertad, emprendiendo y llevando a cabo sus propios proyectos. Mar de Frades encarna muy bien esos valores: valentía, contraste y exigencia. Valentía en ser diferente, exigencia en tener la mayor calidad y contraste en llevar a cabo un proyecto súper enriquecedor con calidad.

MAR DE FRADES

Algo que es una máxima para mi es la actitud soñadora, valor que también acompaña a esta generación. Es maravilloso soñar, transportarte a otros lugares. Beber un vino de Mar de Frades y cerrar los ojos para llevarte a un lugar donde se cumple todo aquello que tanto anhelas. Son fechas para eso, para luchar en el nuevo año por aquello que quieres e ir a por ello. Mirar lejos y ver que todo se puede cumplir. 

MAR DE FRADES

Siempre hay que pensar que somos únicos en lo nuestro, únicos en nuestras aspiraciones. Diferenciarse de los demás es lo que hace de este vino algo especial e inimitable. Brindemos por ello y saborea el gusto del éxito en la nueva etapa que está por llegar.

MAR DE FRADES

 Buscad la exclusividad en vuestras vidas, lo que os hace diferentes a los demás, y seguid vuestro propio camino. Eso si, siempre muy bien acompañado. Y qué mejor que hacerlo con un albariño de calidad insuperable, perfecto maridaje para cualquier comida o cena especial. 

Besos y nos seguimos viendo en mis redes.

XOXOXOXO

Y no olvides COMPARTIR!